Steppenwolf. Fuente: classic-syndrome (deviant art)
Steppenwolf. Fuente: classic-syndrome (deviant art)

El lobo estepario como ideal del que huir

El lobo estepario ha llegado de una forma u otra a todos los que se han atrevido a sumergirse en sus páginas. Harry Haller, el protagonista, representa ese desencanto con la sociedad burguesa, la resistencia del hombre a la máquina y la soledad que sienten las personas que tienen más inquietudes que el resto de los mortales, que llegan a sentirse solos y desamparados y hasta fantasean con la idea del suicidio.

De hecho, El lobo estepario tiene tintes autobiográficos, ya que es el resultado de una crisis espiritual que sufrió el escritor suizo-alemán, Herman Hesse, durante la segunda década de los años veinte, hecho por el cual le puso las mismas iniciales que él (H.H.) al protagonista de la novela, Harry Haller. Así mismo, el nombre en alemán de Amanda, otra de las protagonistas de la novela, es su nombre en femenino (Hermine).

“Harry encuentra en sí un hombre lleno de ideas, de sentimientos, de cultura, de naturaleza dominada y sublimada, y a la vez encuentra al lado al lobo, un mundo sombrío de instintos, de fiereza, de crueldad, de naturaleza ruda, no sublimada, fiera, caótica.”

Frases como la anterior nos van desvelando la personalidad dual y atormentada de Harry Haller, que se siente medio lobo y medio humano. En este personaje se materializa el lobo de las estepas, un hombre que no conoce su propia naturaleza y le aterra lo que ocurre en su mente, pues a veces se convierte en el simpático y risueño Haller mientras que otras se convierte en un lobo, todo instinto animal. Parece posible que Hesse se inspirara en un libro escrito treinta años antes, El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, del londinense Robert Louis Stevenson, para crear la personalidad de Harry Haller.

“Haller era un genio del sufrimiento”

Durante la novela, Haller acaba conociendo a Amanda, una chica que representa el hedonismo, que le enseña el placer y el gozo y le saca del pozo en el que estaba metido Haller, que incluso llega a fantasear con la idea de suicidio. Aún así, Harry termina clavándole un puñal en el pecho, aniquilando aquello que le había hecho volver a la vida, matando con ello a la vida misma en un final de un simbolismo que acaba transformando la comedia del “Teatro Mágico” del placer en el que se introduce con Amanda en un drama.

“Así sucedió, que a eso de la una me escabullí para marcharme, era una derrota, un retroceso al lobo estepario.”

Por ello, Haller representa el ideal romántico con el que muchos adolescentes que empiezan a hacerse preguntas, a conocerse a ellos mismos, pueden sentirse plenamente identificados. No obstante, representa un ideal melancólico y trágico que acaba con la muerte de toda fuente de luz y placer, Amanda. Por ello, deberíamos tomarlo como punto de partida para entendernos a nosotros mismos pero caminar hacia la luz, el hedonismo y el placer de la vida, aceptando el reto que suponen los problemas de la vida moderna, no volviendo a repetir los errores del pasado (como la I Guerra Mundial de la que Hesse quedó aterrorizado, con más de ocho millones de muertos) y aceptando la parte instintiva del ser humano y aprendiendo a convivir con ella.

Sobre Anna Prats

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com